ANCUPA propone impulsar al sector palmicultor con la producción de biodiésel

ANCUPA propone impulsar al sector palmicultor con la producción de biodiésel

Representantes del organismo participaron de un taller de socialización en la Asamblea Nacional

 

  • La ley de la Palma  permitirá crear las reglas de juego para que este cultivo se desarrolle de manera estructurada, con alta productividad, rentabilidad y sostenibilidad.
  • Entre de las propuestas realizadas por ANCUPA para solucionar la problemática del sector está la de aprovechar los excedentes de aceite de palma que se producen en el país y generar valor agregado al aceite, transformándolo  en BIOcombustible.

En el marco del taller de socialización del 02 de abril,  los representantes de la Asociación presentaron sus aportes sobre el Proyecto de Ley para el Fortalecimiento y Desarrollo de la Producción, Comercialización e Industrialización de la Palma Aceitera y sus Derivados, impulsado por el Asambleísta Lenin Plaza, presidente de la Comisión de Soberanía Alimentaria y ejecutado por “Ancupa”; quienes con sus equipos legales lograron sintetizar en esta ley,  la normativa que le permita a este sector solucionar en gran medida sus problemas.

Presidieron la sesión los asambleístas Juan Carlos Yar y Lenin Plaza. Por parte de la Ancupa estuvieron Carlos Chávez, presidente del organismo; y, Wilfredo Acosta, director ejecutivo.

Entre de las propuestas realizadas por ANCUPA para solucionar la problemática del sector está la creación de un mecanismo de comercialización que permita cubrir los costos de producción y una utilidad justa, así también, se propone  aprovechar los excedentes de aceite de palma que se producen en el país y generar valor agregado al cultivo, transformándolo en BIOcombustible.

Esta medida permitirá fomentar el cultivo de esta oleaginosa y generar trabajo formal en las zonas rurales, de igual manera se garantizará un mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes al tener aire con menos emisiones de CO2. Complementariamente se reducirá la salida de divisas y se activará la economía agrícola.Sobre este último punto, Acosta indicó que en Ecuador existen las condiciones y plantaciones necesarias para impulsar este proyecto en la medida que el Gobierno aspira sustituir combustibles fósiles por biocombustibles.

Proponen declarar en emergencia sanitaria al sector palmicultor debido a la presencia de enfermedades como la pudrición del cogollo (PC), marchitez sorpresiva y anillo rojo. Y, limitar las importaciones de aceite de palma para que el producto nacional sume sus ventas.

Con anterioridad también se propuso la extinción de deudas para los palmicultores que han sido perjudicados por enfermedades letales, indemnización de los cultivos afectados y un seguro agrícola, además de la creación de líneas de crédito para palmicultores.

“Los biocombustibles están directamente relacionados con la mejora de la calidad de vida de la población”, manifestó. “Si somos importadores de combustibles fósiles, qué mejor tener una alternativa con los combustibles limpios”.

“Debe existir un plan estratégico para aumentar la producción dependiendo de los requerimientos que tenga el Gobierno”, agregó. El objetivo, destacó, es que se fomenten políticas necesarias para impulsar el sector y eso depende de la “voluntad política”.